Congestión en las cadenas de suministro: puerto de Los Ángeles decide no llegar a 24 horas de operaciones

Comparte este artículo
5
(44)

La administración sostiene que los camioneros y otros operadores deben primero aumentar su trabajo nocturno y de fin de semana, ya que los contenedores entrantes se acumulan en Estados Unidos.

El puerto de Los Ángeles se está absteniendo de ampliar su horario de apertura, tal y como ha promovido la administración del presidente Joe Biden, y se está centrando en aumentar la eficiencia de las operaciones, al tiempo que hace frente al aumento de las importaciones en esta importante puerta de entrada al comercio estadounidense.


Así lo informa The Wall Street Journal en un reciente artículo periodístico, donde dice que la decisión, que contrasta con la rápida adopción de las operaciones de puerta de 24 horas en cuatro días de la semana en el vecino puerto de Long Beach, “pone de manifiesto las complicaciones en el incipiente esfuerzo de la administración Biden para hacer frente a la congestión en las cadenas de suministro de Estados Unidos que está aumentando los costos de envío y contribuyendo a la escasez de inventario”.


Gene Seroka, director ejecutivo del Puerto de Los Ángeles, afirmó que hay una holgura en el sistema que conecta los contenedores entrantes y salientes con los camiones que sirven a los puntos de distribución del interior. Dijo que el 30% de las franjas horarias de los camiones para transferir la carga quedan sin utilizar cada día, de media, aun cuando decenas de buques portacontenedores se reúnen en alta mar a la espera de atracar y las terminales portuarias procesan volúmenes récord de cajas entrantes. “Si eso no es suficiente, pasaremos a un horario ampliado”, sostuvo Seroka. “Pero primero me gustaría ocuparme de los aspectos en los que no estamos trabajando tan bien en la actualidad”.


“Las puertas del puerto están cerradas durante las primeras horas de la mañana entre semana y tienen un horario limitado los sábados. Los domingos están cerradas”, expone el artículo.


Seroka planteó que el puerto puede ampliar las horas de funcionamiento sólo si el transporte por carretera, el almacenamiento y otras industrias también se mueven hacia las operaciones de 24 horas. “No se puede contratar mano de obra ni abrir las puertas de la terminal y decir a todo el mundo que está abierto para los negocios y que no aparezca nadie”, explicó.


Los puertos contiguos se gestionan por separado y compiten entre sí por las escalas de barcos. El director ejecutivo del puerto de Long Beach, Mario Cordero, ha apoyado abiertamente las operaciones de 24 horas a medida que la congestión ha aumentado este año, mientras que los funcionarios de Los Ángeles no lo han hecho.


El puerto de Long Beach ha comenzado a operar 24 horas al día de lunes a jueves, en respuesta al estímulo de la Casa Blanca, frente a las 16 horas diarias anteriores. Cordero declaró que el puerto estaba tomando “medidas audaces e inmediatas para ayudar a la cadena de suministro” y que esperaba ampliar las operaciones de 24 horas a los siete días de la semana.


John Porcari, el funcionario de la administración Biden encargado de abordar la congestión portuaria, expresó hace unos días que la ampliación de las horas en los puertos del sur de California, la puerta de entrada de contenedores más concurrida del país, es un paso importante para persuadir a las empresas de camiones, los ferrocarriles de carga y los importadores a trabajar más horas también. “Una de las tendencias generales que observamos es la necesidad de acercarse a las operaciones 24/7, en lugar de ocho o diez horas al día para toda la cadena de movimiento de mercancías”, expuso Porcari.

ACUMULACIÓN DE BUQUES

Los puertos vecinos se han convertido en un punto de estrangulamiento crítico en las cadenas de suministro mundiales, ya que los minoristas y los fabricantes se han apresurado a introducir grandes volúmenes de mercancías que han saturado las redes logísticas. Según la Asociación de la Marina Mercante del Pacífico, entre enero y julio, los dos puertos gestionaron el equivalente a algo más de 6 millones de contenedores cargados, lo que supone un aumento del 23% respecto a los niveles anteriores a la pandemia.


La acumulación de buques portacontenedores que esperan en alta mar en el sur de California alcanzó la cifra récord de 73 buques el 19 de septiembre, dejando cientos de miles de contenedores repletos de mercancías parados en el agua. La congestión ha contribuido a un aumento del 83% en el tiempo que tarda un contenedor en viajar entre China y su destino final en Estados Unidos, según la empresa de transporte de mercancías Freightos, con sede en Israel.


Steve Hennessey, director de operaciones de la Asociación Marítima del Pacífico, que representa a los operadores de terminales, indicó que la ampliación de las horas de manipulación de la carga sólo aliviaría la congestión si todos los integrantes de la cadena de suministro trabajan por la noche y los fines de semana. “Si un almacén está lleno, se ha creado otro cuello de botella”, dijo Hennessy. “Hay que solucionarlo en todo momento”.

Para #Porthink : Claudio Abarca

#EtiquetaMarketingGroup

Resultó interesante?

Click en las estrellas

Puntaje Promedio 5 / 5. Votos: 44

Este artículo aún no tiene votos, sea el primero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *