Las diez tecnologías digitales que serán imprescindibles este año en la logística portuaria

Comparte este artículo
4.7
(13)

Expertos del Puerto de Barcelona advierten las tendencias tecnológicas –machine learning, análisis big data, entre otras- cuyo grado de implementación está previsto que genere un efecto destacable, no sólo en la actividad portuaria, sino en la logística global.

El sitio web de Innovación del Puerto de Barcelona consultó a expertos de este cuáles serán, a su juicio, las diez tecnologías digitales que impactarán mayormente en la logística portuaria. Estas son las diez tendencias consideradas por los especialistas.

MACHINE LEARNING E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

El machine learning consiste en “enseñar” a las máquinas a aprender por sí mismas para que su trabajo se optimice y sepan seleccionar rigurosamente qué datos son o no útiles.

Suele confundirse con la inteligencia artificial, pero es sólo una parte de esta. Implica procesos en los que las propias máquinas crean sus reglas (algoritmos) y predicciones basándose en los datos que les suministran los humanos.

Aunque su irrupción se produjo hace cuatro o cinco años, la eclosión del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), el 5G y el edge computing representan una mejora sustancial en la recogida, transporte y transmisión de los datos obtenidos de sensores, cámaras y otros dispositivos de captación de información.

Procesos operativos como el movimiento de contenedores o el pronóstico del volumen de tráfico son ejemplos de su implementación.

GEMELO DIGITAL

Un gemelo digital es una representación virtual de un sistema físico. En el caso de los puertos, permite que se tomen decisiones más eficientes operativamente hablando, que se gestionen datos y se eviten situaciones peligrosas.

Estos modelos de simulaciones están diseñados para solucionar hipotéticas crisis que pueden ser de alto riesgo sin que el personal portuario se someta a peligro alguno. Desde mercancías en llamas hasta derrames tóxicos, el gemelo digital permite al personal portuario monitorear movimientos de buques, infraestructura, información geográfica, asistir a los prácticos en sus operaciones o reducir las tasas de consumo de combustible.

En el Puerto de Barcelona se está construyendo la base o lienzo del gemelo digital a partir de la combinación de datos existentes en el Sistema de Información Geográfica, tecnología BIM y modelos 3D obtenidos por imagen satélite y datos LIDAR de drones. Las 1.400 hectáreas del puerto contienen un millón de elementos (edificios, redes de servicios, señales de tráfico, hidrantes, etcétera) que han sido proyectados e instalados. Y seguidamente transferidos a su explotación y mantenimiento.

“El gemelo digital del puerto añadirá al modelo 3D las características de los elementos, las operaciones de mantenimiento realizadas, así como información de la operación en tiempo real. Por ejemplo, qué vehículos están transitando por una puerta de acceso. Asimismo, el gemelo digital se utilizará para la planificación y diseño de nuevas infraestructuras, así como con base en los tableros que se están definiendo”, puntualiza Enric Rodellas, responsable GIS del Puerto de Barcelona.

AUTOMATIZACIÓN

Concepto bastante amplio que puede aplicarse en vehículos, procesos logísticos o, incluso, en las propias terminales portuarias. La automatización permite, en el caso de los primeros y gracias a programas de inteligencia artificial, que los vehículos tomen sus propias decisiones sin necesidad de interacción humana.

En el segundo escenario, la automatización adapta procesos logísticos a las necesidades actuales con flexibilidad, resiliencia y transparencia. La globalización y las crisis recientes demandan modelos de planificación capaces de buscar materiales y recursos alternativos, nuevas formas de asegurar el suministro y minimizar interrupciones. Esto puede conseguirse gracias a la automatización.

En el caso de las terminales portuarias, logra minimizar errores al reducir la intervención humana, aumentar la eficiencia, reducir el coste de operación de una terminal, incrementar la seguridad y, por último, reducir la huella de carbono.

“La automatización en el entorno portuario es un proceso continuo, que avanza a un ritmo intenso y que dispone aún de márgenes de mejora que incorporar según las distintas tecnologías emergentes. Temas como la robotización, los vehículos autónomos y conectados, la toma de decisiones basadas en inteligencia artificial o la automatización de documentación electrónica aportaran grandes beneficios en cuanto a seguridad, productividad y medio ambiente”, sostiene David Serral, director de sistemas de información del Puerto de Barcelona.

ANÁLISIS BIG DATA

La gestión de grandes volúmenes de datos es y será clave para un sinfín de escenarios. Tienen un impacto en la operativa marítima gracias a la recolección, en tiempo real, de millones de datos mediante sensores. Esta recolección masiva puede realizarse, entre otros, mediante batimetrías o satélites que cuentan con softwares que organizan, administran, analizan, comparten y distribuyen la información obtenida para su postprocesado.

La utilidad de big data es amplia y variada. Posibilita realizar modelos predictivos que se emplean, por ejemplo, en las puertas virtuales por las que acceden miles de vehículos a diario.

“Almacenar ingentes cantidades de datos es algo que está a la orden del día en cualquier organización, la clave ahora está en cómo gestionar y tratar de forma eficiente esta información con dos objetivos claves a nuestro alcance: analizar la información en tiempo real permitiéndonos operar y gestionar de forma eficiente, y, analizar modelos futuros de comportamiento estudiando estas variables, es decir, anticiparnos”, puntualiza Serral.

REALIDAD VIRTUAL/AUMENTADA

Los gemelos y puertas virtuales son los máximos exponentes de la aplicación de la realidad virtual en el entorno portuario, y permiten simular y predecir multitud de escenarios. Sin embargo, estas tecnologías digitales también son extremadamente útiles en, por ejemplo, la formación de personal especializado.

Especialmente, en aquellas tareas en las que el manejo de, por ejemplo, maquinaria pesada, pueda suponer cierto riesgo para los operarios. O la gestión o mantenimiento de instalaciones tan complejas como son los entornos portuarios.

“Disponer de modelos digitales y poder ‘navegar’ en ellos utilizando realidad virtual y aumentada impactará en cambios de modelos de gestión de instalaciones, mantenimiento y formación, provocando que muchos trabajos de riesgo puedan ser preparados con mayores garantías de éxito y menor riesgo para la seguridad. Adicionalmente, las ventajas de esta tecnología en el ámbito de la formación ya están siendo aplicadas con éxito en formaciones de uso de maquinaria compleja presente en nuestras instalaciones”, expone Serral.

INTERNET DE LAS COSAS

El Internet de las Cosas o Internet of Things (IoT) son dispositivos conectados gracias al 5G que transmiten y reciben información. Se trata, en definitiva, de una red de interconexión digital entre dispositivos, personas y la propia Internet que permite intercambiar datos y capturar información clave sobre el uso y el rendimiento de estos dispositivos.

Estos se conectan y comunican con un proceso denominado “máquina a máquina” en el que dos dispositivos o máquinas cualesquiera se comunican entre sí sin la necesidad de que un humano intervenga. Esta comunicación se lleva a cabo con sensores colocados en estos dispositivos y permiten generar y obtener una gran cantidad de datos almacenados en una plataforma IoT que los recolecta, procesa y analiza.

“La sensórica se ha flexibilizado enormemente en los últimos años. Antes hablábamos de espiras que contaban vehículos o de detectores de humo. Hoy en día una videocámara, una cámara de amplio espectro, sniffers multigases o un dispositivo LIDAR pueden proporcionar mucha más información y son mucho más versátiles, pero la interpretación de los datos necesita de una analítica posterior, en muchos casos basada en la inteligencia artificial o el machine learning”, afirma Carles Rúa, jefe de innovación del Puerto de Barcelona.

DRONES

En el ámbito portuario, los drones o vehículos aéreos no tripulados mejoran la seguridad, la rapidez, la efectividad y la capacidad de respuesta. Así lo están demostrando varios pilotos llevados a cabo para comprobar su utilidad en diferentes escenarios y operaciones. Gracias a los sensores, los drones incorporan cámaras que posibilitan obtener imágenes o una nube de millones de puntos del terreno por el que sobrevuelan para conseguir información esencial de las características topográficas de la zona o para prevenir y detectar situaciones de riesgo desde el aire.

Aunque para verlos sobrevolar en las instalaciones portuarias falta sortear algún escollo, básicamente legislativo, todo parece indicar que el cambio está a la vuelta de la esquina y que acabarán por convertirse en una herramienta indispensable para el desarrollo de los puertos inteligentes.

“En el Puerto de Barcelona ya se están realizando de manera habitual trabajos con drones aéreos para la inspección del estado de los diques y de los muelles. El objetivo es detectar movimientos en la infraestructura que anuncien riesgos en los muelles y diques. En un futuro, cuando el puerto se haya declarado el como un espacio aéreo para drones, se ampliará su uso al seguimiento de operaciones y vigilancia en tiempo real”, comparte Rodellas.

AUTOMATIZACIÓN ROBÓTICA DE PROCESOS

La automatización robótica de procesos (ARP) es la utilización de robots de software (bots) para llevar a cabo tareas repetitivas anteriormente realizadas por personas. La ARP incrementa la eficiencia y forma parte de una estrategia de gestión de procesos empresariales.

Su presencia en la gestión portuaria está al alza, como lo demuestra la segunda convocatoria del fondo Ports 4.0, en la cual, de los 19 proyectos precomerciales, tres emplean la automatización de procesos.

“La ARP es una tecnología que permite de una manera sencilla una importante reducción de costes, así como el tener una logística 7/24 en un entorno en donde la eficiencia de la cadena logística depende de la parte menos eficiente de la misma”, apunta Catalina Grimalt, subdirectora general de organización y recursos internos del Puerto de Barcelona.

DOCKERS Y KUBERNETES

Docker es una tecnología de código abierto y un formato de archivo de contenedor que posibilita automatizar la implementación de aplicaciones que se ejecuta en la nube. A medida que las aplicaciones crecen para abarcar varios contenedores que se encuentran en varios servidores, su administración se convierte en un trabajo más complejo.

Kubernetes es un software de orquestación de código abierto que ofrece una interfaz de programación de aplicaciones para controlar cómo y dónde se ejecutarán los contenedores. Ofrece una solución a algunas de las complejidades que se presentan al escalar varios contenedores implementados en varios servidores.

Aunque se tratan de tecnologías diferentes, funcionan conjuntamente para compilar, entregar y escalar aplicaciones en contenedores.

INTEGRACIÓN DEL BLOCKCHAIN

La blockchain permite a las empresas rastrear y seguir el recorrido de un producto desde que sale de la fábrica hasta que llega al cliente final. El sistema registra toda la información relevante de la cadena de suministro en una base de datos que ejecuta contratos inteligentes una vez se han cumplido ciertas condiciones. Por ejemplo, la confirmación de entrega por parte del conductor.

Junto con IoT, la blockchain permitirá una logística más inteligente. Transmitirá el estado de la mercancía y verificará si esta se ha entregado según los requisitos acordados, aportando mayor transparencia y seguridad a las operaciones logísticas. “El Puerto de Barcelona participa en el proyecto de seguimiento del viaje marítimo y terrestre de los contenedores que han implementado IBM y Maersk”, puntualiza Rodellas.

“La blockchain como tecnología aplicada a la logística y la gestión portuaria tiene un gran futuro. Sin embargo, sin ánimo de generalizar, hasta ahora, la mayoría de soluciones que he visto basadas en blockchain en realidad atacaban problemas que, en el fondo, no precisaban de esta tecnología, mientras que los problemas en los que la blockchain debería ser la gran solución siguen sin resolverse. Creo que esta situación cambiará radicalmente en los próximos dos o tres años”, añade Rúa.

Leer el artículo completo en https://bit.ly/3LMwf1H.

Fuente: Porthink por:  Claudio Lobos Romero 

#EtiquetaMarketingGroup

Resultó interesante?

Click en las estrellas

Puntaje Promedio 4.7 / 5. Votos: 13

Este artículo aún no tiene votos, sea el primero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.