Port de Barcelona invertirá 90 millones en tecnología en cinco años

Comparte este artículo
4.6
(11)
Eduardo López Alonso
Eduardo López

Port de Barcelona invertirá 90 millones de euros en cinco años en tecnología. La renovación tecnológica de los puertos va cambiar su fisonomía a escala internacional de manera acelerada el próximo lustro como consecuencia de una revolución aparejada a lo que se ha venido a llamar los ‘smart ports’ o puertos inteligentes. Según cálculos de Port de Barcelona, en torno a 62 millones de euros se destinarán a la electrificación de amarres, al menos 10 millones serán para infraestructuras de telecomunicaciones, otros cinco a inversiones en proyectos recurrentes y el resto llegarían de la mano de nuevos proyectos auspiciados o financiados por Puertos del Estado, que dispone de una dotación global de unos 25 millones (de ellos buena parte podrían destinarse a desarrollos de Port de Barcelona). A este paquete de inversiones directas previstas deberían sumarse cantidades importantes por parte de los propios operadores, pero que son difíciles de cuantificar.

La presidenta de Port de Barcelona, Mercè Conesa, ejerció este martes de maestra de ceremonias en la feria Smart Ports y presentó la que puede consolidarse como alianza tecnológica de puertos punteros a escala mundial, de la mano del Puerto de Amberes, del de Montreal, Hamburgo, Rotterdam y Los Ángeles. La alianza, bautizada por grupo Piers of de Future, parte del convencimiento de que el desarrollo tecnológico debe llegar de entornos de cooperación, ya que en los tiempos que corren la tecnología deja de ser exclusiva a toda prisa y la estandarización de procesos debe ser prioritaria. Curiosamente, la gran estrategia comercial del Puerto de Barcelona es también competir con los puertos del norte de Europa como puerta marítima de entrada al mercado comunitario, pero en cuestiones tecnológicas esa competencia se transforma en cooperación.

El reto de remodelación técnica que plantean los puertos en los próximos años es relevante. Uno de los capítulos a desarrollar es el del control de acceso a la infraestructura y el control de los flujos de movilidad, de gran incidencia en las emisiones contaminantes y el tráfico rodado en Barcelona. “Hace cinco años, un transportista debía parar al menos cuatro o cinco veces en las instalaciones portuarias para presentar documentación en Aduanas y en las distintas terminales. Actualmente, esos accesos están ya automatizados en gran parte y en el 90% de los casos solo debe hacer una parada”, explican en el puerto. Esa ‘smart reality’ es un primer paso para una modernización integral de la infraestructura, que repercutirá en ahorros millonarios y mejoras medioambientales inaplazables.

Equipos de trabajo

Según Mercè Conesa, el acuerdo tecnológico internacional de Port de Barcelona pasará por “establecer equipos de trabajo conjuntos para desarrollar los planes presentados, que en el caso de Barcelona se han plasmado en cuatro, con el de la electrificación como más importante”, pero resalta que “es la primera vez que puertos importantes se alían para presentar nuevas propuestas tecnológicas e impulsarlas de manera conjunta”.

Emma Cobos, directora de Desarrollo de Negocio de Port de Barcelona, también presenta en este foro una aplicación de control de contenedores mediante sensorización, o las denominadas Virtual Gates, “aplicación con la que se monitoriza en tiempo real lo que sucede en los accesos a las terminales de contenedores”, que permite hacer previsiones de tráfico precisas con 48 horas de antelación. Otra solución presentada por Port de Barcelona es la denominada Smart Maritime Traffic Management, solución desarrollada por el departamento de operaciones para optimizar el tránsito de buques dentro del puerto.

El proyecto de electrificación de los muelles permitirá reducir en un 51% las emisiones de óxidos de nitrógeno y un 25% las de partículas en suspensión en el año 2030. La inversión está aparejada a el desarrollo de las aplicaciones necesarias para la gestión energética y optimización de consumos.

Una cuarentena de proyectos

En conjunto, los puertos englobados en lo que se ha venido a llamar el grupo Piers of the Future presentarán estos días en Barcelona un total de 40 proyectos de desarrollo tecnológico, muchos de ellos ya en marcha. El área de innovación tecnológica del Puerto de Amberes está trabajando en construir una red de drones automatizados para monitorizar el puerto. También quiere crear nuevas oportunidades de negocio con el envío terrestre inteligente controlado a distancia o autónomo.

Otro de sus proyectos estrella, que recibió especial atención por parte de Conesa, es la creación de un gemelo digital el ‘twin port’, una copia virtual del puerto para ayudar en la gestión del área portuaria. Ese proyecto tiene visos de hacerse realidad en Barcelona. Además, en Amberes están apostando por diferentes energías sostenibles, como por ejemplo el primer remolcador de hidrógeno del mundo.

El Puerto de Hamburgo presenta varios proyectos relacionados con la innovación, la unión puerto-ciudad y las nuevas tecnologías. Uno de ellos es el Port City Model, que tiene como objetivo desarrollar una herramienta que simplifique la toma de decisiones en la optimización de los procesos portuarios. Otra de sus novedades es el BIM (Building Information Modeling), que brinda también la posibilidad de planificar y mantener la infraestructura del puerto mediante el uso de gemelos digitales. Asimismo, quieren introducir la tecnología 5G en toda la infraestructura del puerto.

Por su parte, el Puerto de Los Ángeles comparte su experiencia en torno al portal Port Optimizer, su sistema de comunidad portuaria, y sobre el Cyber Resilience Center, punto de control para el intercambio de información sobre amenazas cibernéticas entre las empresas y el puerto, para luchar juntos contra los riesgos cibernéticos.

Entre las últimas incorporaciones tecnológicas del Puerto de Montreal está la navegación electrónica, una herramienta digital a bordo que ayuda a los capitanes y pilotos de barcos a planificar su viaje hasta llegar al enclave canadiense. También cuenta con el Trucking Portal, una aplicación para que los camioneros conozcan en tiempo real la situación del tráfico en el puerto y así aumentar la fluidez y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Las mejoras incluyen análisis predictivos basados en inteligencia artificial que proporcionan previsiones de cola con horas de antelación. También apuestan por la idea ‘twin port’ con un programa que permite crear una réplica 3D de las instalaciones para para simular, por ejemplo, situaciones de emergencia para que la autoridad portuaria pueda estudiar posibles intervenciones.

Fuente: https://elperiodico.com

Resultó interesante?

Click en las estrellas

Puntaje Promedio 4.6 / 5. Votos: 11

Este artículo aún no tiene votos, sea el primero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.