Puertos europeos defienden electrificar primero las terminales con mayor tráfico

Comparte este artículo
3
(6)

Organización que los agrupa solicita una exención fiscal permanente para la electricidad suministrada a buques en puerto, apuntando a una reducción rentable de los gases de efecto invernadero.

La electrificación de los puertos “debe desplegarse donde tenga más sentido en términos de lograr reducciones rentables de los gases de efecto invernadero en el atraque de los buques”, según defendió la Asociación Europea de Puertos (European Sea Ports Organisation, ESPO).

En este sentido, la organización subrayó que la priorización “es fundamental” y sería “más efectivo definir el alcance en función de un nivel mínimo de volumen de tráfico por terminal en lugar de por puerto, para priorizar las más ocupadas y evitar que se instale una capacidad infrautilizada”. Sin embargo, la ESPO añadió que “el hecho de centrarse en determinados segmentos no debe considerarse una exención para el resto del transporte marítimo de este requisito de reducir las emisiones en atraque”.

La entidad lamentó que la propuesta comunitaria AFIR (Alternative Fuels Infrastructure Regulation) “sólo aborda la instalación de electricidad en tierra en el puerto, pasando por alto los problemas de conectividad, capacidad y conversión de la red”. Para la ESPO, “esto también debe abordarse en las propuestas, ya que son esenciales para que la electricidad instalada sea operativa”. En este sentido, apuntó que puede “ser necesario instalar convertidores de red, conectar y actualizar la red para garantizar el suministro de energía eléctrica en tierra a determinadas embarcaciones”. No obstante, continuó el organismo, “estas instalaciones y mejoras quedan a menudo fuera del ámbito de competencia de la autoridad portuaria o la entidad gestora del puerto”.

Junto a ello, la organización europea solicitó un mecanismo de consulta para ayudar en la aplicación de los requisitos AFIR y FuelEU Maritime. En este sentido, apuntó que para que los puertos “optimicen sus inversiones tanto como sea posible y garantizar que funcionen bien, deben poder planificar con anticipación. Los puertos deben saber si un operador marítimo tiene la intención de utilizar el suministro de energía en tierra o alguna de las otras tecnologías alternativas, y deben saber qué necesidades de energía tendrán los buques cuando estén atracados, a fin de planificar un suministro eléctrico suficiente durante una escala determinada”.

La secretaria general de la ESPO, Isabelle Ryckbost, dio la bienvenida “a las propuestas para incrementar el uso y la disponibilidad de combustibles alternativos en el sector marítimo”. Según Ryckbost, el establecimiento “de requisitos para que ciertos segmentos de barcos utilicen electricidad en tierra en el atraque es crucial para hacer coincidir la oferta disponible con la demanda”. Ryckbost matizó que, dentro de este marco legislativo, “será importante que las partes interesadas trabajen juntas. Los puertos se enfrentan a grandes inversiones y deben poder optimizarlas donde tenga más sentido”. En este sentido, añadió que los operadores marítimos “pueden ayudar indicando claramente sus intenciones y necesidades al puerto o al organismo inversor responsable, evitando así activos varados en el puerto”.

Sobre el Gas Natural Licuado, la asociación de puertos europeos enfatizó que, dada “su función transitoria, la provisión de infraestructura de abastecimiento de este tipo de combustible en los puertos debería, en esencia, estar impulsada por la demanda, en particular en lo que respecta a las nuevas inversiones”.

En cuanto al financiamiento, la ESPO afirmó que un “ambicioso plan de despliegue de la electrificación en los puertos requiere de una financiación adecuada”. Además de los mecanismos de financiación de la Unión Europea existentes, como el Connecting Europe, los puertos europeos solicitan “ingresos del sistema marítimo de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea y las sanciones impuestas en el marco del FuelEU Maritime”. Estos ingresos, según la organización, “se utilizarán para promover la distribución y el uso de combustibles y tecnologías renovables y bajas en carbono en el sector marítimo”. Junto a ello, solicitan “una exención fiscal permanente en toda la Unión Europea para la electricidad suministrada a los barcos en atraque”.

LEGISLACIÓN AMBICIOSA Y COHERENTE

La ESPO mostró su satisfacción por el hecho de que la revisión “de la actual propuesta AFIR vaya acompañada de disposiciones en la nueva propuesta FuelEU Maritime, que exige que los buques utilicen infraestructura eléctrica en tierra en el atraque”.

Los puertos europeos plantearon que la alineación “de los requisitos entre lo que deben hacer los puertos y las obligaciones de las navieras de usar esta infraestructura es uno de los puntos principales de nuestra posición sobre el AFIR y el FuelEU”.

Isabelle Ryckbost solicitó que se trabaje “junto con todos los responsables de la formulación de políticas y las partes interesadas para avanzar hacia la inversión en tecnologías que se estén usando de manera efectiva y que conduzcan a reducir las emisiones del transporte marítimo, tanto en el atraque como durante la navegación. Es fundamental que estas dos propuestas de Fit for 55 se debatan juntas a lo largo del proceso legislativo”.

Ver el artículo original en https://bit.ly/3dSxQ6r

Fuente: Porthink por: Claudio Lobos

Resultó interesante?

Click en las estrellas

Puntaje Promedio 3 / 5. Votos: 6

Este artículo aún no tiene votos, sea el primero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *